El Recuento de los Daños
Todo un suceso la visita del Papa Francisco a México. (Foto: OEM).
www.expresocharro.com
JAVIER APARICIO ANAYA
México-Estados Unidos
24 / DICIEMBRE / 2016
Charros y Adelitas
La Visita Papa Francisco
De lo Ridículo al Presente
Verdaderos Periodistas

El 2016 fue algo así como la película: “El Año Que Vivimos en Peligro” para la charrería, pero ya ni llorar es bueno y ahora es tiempo de nueva imágenes, ahora que el 2017 está a la vuelta de la esquina y promete bastante, amén de la elección del 25 de enero y que viene selección de púas estatales en México y la unión americana.

Otra cosa rescatable la visita del Papa Francisco a nuestro país y donde la charrería lució enormidades, regalando un sombrero charro a la máxima autoridad eclesiástica.

Este que ve caer las últimas hojas del calendario, fue un año productivo en muchos órdenes, esperando que siga por el mismo tenor el 2017.

Sin embargo, hubo cosas buenas y algunas ridículas para el Más Mexicano de los Deportes, como utilizar a “telerisa” para pegarle rudo y cursi a nuestro amado deporte.

Lo más indignante, aunque lo anterior no tiene abuela, es que hubo protesta en la junta mensual de noviembre en FMCH y entre los “acarreados” no había nadie de la charrería.

Gracias a dios todo eso ya es parte de la historia, aunque tampoco olvidamos al “Rey de las Triquiñuelas” o el “Layón de la Charrería”…

VERDADEROS PERIODISTAS

Eso de la prensa de prensar, era un frase del zacatecano don Manuel Muñoz y siempre cobra mucha vigencia, más ahora que el cuarto poder pasó a mejores tiempos.

Antes, promover un evento era todo un suceso, porque daban a conocer los detalles de un torneo en rueda de prensa. A la hora de los resultados venía lo bueno, había que informar los resultados a través del famoso fax y quien mandaba los detalles, tenía que mandar uno por uno a los reporteros.

Hoy en día la modernidad no has rebasado en muchos aspectos, pero lo mejor es que las redes sociales están a la orden del día.

Cerraba la década de los 80s, cuando llegó la última buena generación de periodistas y en la que ya eran muy reconocidas las plumas de don Alejandro Rangel Crespo, Félix García, “Pancho” Alamilla, Agustín Gelista, don Juan Alférez Chavarría, Profesor Ramón Olvera Miranda, el Lic. Herón López y hasta Agustín Medellín.

De aquellos “polluelos” que emergieron de esa última buena generación de reporteros, ahora convertidos en señores periodistas, están: Javier Rodríguez Acevedo, Candelario González Santana, Adán Leyva Avalos, Carlos Sánchez Mariscal y el escriba, por recordar a unos cuantos.

A toda esa lista, nos tocó tundirle de verdad a la máquina de escribir, ya fuera una Olivetti o una Remington.

Para ir a cubrir un torneo charro, era todo un suceso, porque la orden del jefe era cubrir el evento, al que iban reportero escrito y el gráfico.

Hoy los tiempos han cambiado y la prensa tiene lugar, no tan especial como antes, porque la nueva “hornada” tiene otra visión, aunque la charrería siga siendo la misma.



LA NOTA ES RESPONSABILIDAD DEL COLUMNISTA, ya que no es necesariamente el punto de vista de este portal.