Psicología y Lenguaje de los Caballos
Las rutinas y charla, cumplían con las expectativas.
www.expresocharro.com
CARLOS SANCHEZ MARISCAL
Guadalajara, Jal.
16 / ENERO / 2018
Hasta las Trancas
Encabezó Roberto Pérez Verdía
Cumplieron con las Expectativas
Una de las Inquietudes: Liderazgo

Roberto Pérez Verdía de la Torre es psicólogo de caballos, es etólogo y además imparte equinoterapia, siendo uno de los ponentes en el Primer Encuentro de Enseñanza, de Principios y Prácticas, que se realizó en días pasados, en el Lienzo Ignacio Zermeño Padilla de Guadalajara.

Su taller duraba alrededor de una hora y además de seguir a las cabalgaduras en el ruedo, había buena disposición de los alumnos. Los ejercicios eran cada vez más atractivos, donde se veía el comportamiento de los animales.

Las rutinas y charla, cumplían las expectativas, pero la alegría era contagiante.

RELACIÓN HOMBRE CABALLO

“Mi taller no tiene que ver directamente con la charrería, está diseñada para ver la relación entre el hombre y el caballo. Traté de sensibilizar y concientizar, la relación que deben haber entre ambos”, dijo de entrada.

Agregó que hoy en día, los charros tienen caballo para alguna o varias suertes, aunque antes cada quien tenía su propia cabalgadura.

“Con estas charlas, traté de ayudarles a los alumnos a que puedan ver la capacidad que tiene el caballo, de modificar su comportamiento con quien interactúa”.

EL LENGUAJE DE LOS ANIMALES

Viene haciendo, algo así como el lenguaje entre ambos.

“Los caballos son muy perceptivos al lenguaje, no verbal humano. Si modificamos nuestro comportamiento, entonces el equino cambiará el suyo. Lo que se traduce en no agresiones o maltrato a los animales, teniendo paciencia y escuchando”.

Destacó que ello se traduce en escuchar al compañero y tener un mejor trabajo en equipo, otra de las cosas que se deben rescatar. Incluso, el charro no debe llegar tarde a sus eventos y lo que es mejor, la juventud debe saber cómo usar el caballo, para ver el propio crecimiento personal.

“Al tener las pautas y utilizar correctamente las ayudas, el caballo reflejara si le agrada o no, aparte de que se mejorará nuestro estilo de montar, lo que a mediano plazo dará mejores resultados y por ende seremos mejores caballistas”.

Una de las inquietudes fue el liderazgo al caballo, es decir que lo mando y el obedece, cuando en el reino animal no siguen órdenes, sino buscan un consenso. Usando un liderazgo gentil, los animales darán mejores resultados, a través del dialogo no verbal.

SENSIBILIZACIÓN Y CAMBIOS

Antes de comenzar el taller de casi una hora, había caballos en el ruedo y uno de ellos, muy agresivo, que hasta patadas “regalaba” y luego muy tranquilo.

“Estamos acostumbrados a caballos en libertad, es decir sin silla y sin rienda, ni cabresto. Así los soltamos en manganas, las arreas, es un chip en la mente. Actúa el inconsciente, ya que los desafíos no se logran, sino acompañándolos, lo que hace que modifiquen su comportamiento”.

-¿Qué te deja este Primer Encuentro?

“Ha sido bastante exitoso, son mucha cosas, la sensibilización y cambios, porque son personas que no están directamente con la charrería, sino fieles seguidoras al deporte. Con acercamientos como este, donde conocen historia, cómo colear, las ayudas y atuendos, es un buen paso para adelante”.

Quedan aún las entrevistas de Jorge Rivera Castañeda, Reynaldo Salazar y “Richo” Zermeño Barba, sobre el Primer Encuentro.

Y como siempre termino a mi manera, recordando: Lo bueno necesita aportar pruebas; lo bello, no. Bernard B. de Fontenelle.

COMENTARIOS A: charrocasama@gmail.com



LA NOTA ES RESPONSABILIDAD DEL COLUMNISTA, ya que no es necesariamente el punto de vista de este portal.