Entrevista con el “Puerquero”

Don Manuel González Cruz

*Personaje Costa Nayarita

*Con el Corazón en la Mano

*Todos Están en la Charrería

 

EL PORVENIR, NAY.- “No me las des llorando que no te las pido a fuerzas”.

 

En el pasado torneo que se realizó en el lienzo charro La Purísima de El Porvenir, Nayarit, por parte del Rancho Santa Ana en honor de Manuel González Cruz, decidimos entrevistarlo para que nos diera su sentir sobre la charrería y su vida.

 

¿Dónde y hace cuando naciste?

-Nací en San José del Valle, municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, hace 62 años.

 

¿Cuándo y porque empezaste a charrear?

-Empecé a charrear a los 16 años, en la asociaron de charros de San José del Valle, ¿por qué? porque dicen que en la charrería nacen en mama, y en la casa es lo que se vio y es lo que seguimos.

 

Estando ahí en el año 1979 participé en el nacional en la ciudad de Zacatecas, con el equipo de Bucerías Nayarit, ahí estuvimos charreando varios años, hasta que me fui al equipo de Hacienda La Mojonera, aunque también charreamos con Vallarta otros años.

 

Pero en el 90 con el señor Miguel Ibarría Orozco, y me quito el sombrero con ese señor fuimos a Morelia, hasta que en 2001 el desgraciadamente nos abandona físicamente y nace con el favor de Dios la asociación de charros La Noria, de la familia González Ortiz hasta 2016, cuando desgraciadamente me llega una enfermedad y estamos en receso Adán.

 

Hace una pausa y exclama: “pero con el corazón en la mano y por la charrería hoy agradezco en estos 45 años de charrería, a la asociación de charros del Rancho Santa Ana, a la familia  Aguayo, pero les decía al inicio, a la mejor no merece uno tanto halago, pero sí creo que he llevado la charrería en el corazón como también mi familia.

 

¿Exactamente eso se lo has transmitido a tu familia, verdad?

-Gracias a dios tenemos ahí a dos hijos y dos hijas, a Héctor Manuel y a Andrés, a Mariana y a Lirio, todos González Ortiz, gracias a Dios montan también a caballo.

 

¿Oye Manuel, cuáles fueron las suertes o faenas en las que participaste?

-Tuve el honor de participar como Charro Completo, en Bucerías en dos ocasiones, además cuando fui al nacional en 1979, lleve colas, terna y paso de la muerte, en Vallarta salía a jinetear el paso de la muerte, en Hacienda La Mojonera, fui como coleador campeón tres años consecutivos en el coleadero del periódico Nayarit y Vallarta Opina.

 

¿Manuel, qué es lo mejor que te ha dado la charrería?

-La verdad, amigos y satisfacción, ¿porque? Porque hasta mi mujer y a mi familia les gusta la charrería, gracias a Dios es una satisfacción que llevamos toda la familia.

 

¿Pero qué es lo que no te gusta de la charrería?

-La verdad a mí lo desagradable es que no hay unidad, Porque la charrería es para hacer amigos, para divertirte y disfrutar, esa es mi manera de pensar, yo quisiera, que yo viví la charrería cuando íbamos de amigos a charrear, saboreábamos una comida y luego regresábamos y así sucesivamente.

 

La verdad hoy vivimos en los torneos y las inscripciones, obviamente reciprocas cuando te va bien, y mal pues cuando no logras la puntuación, pero pues gracias a Dios, tu servidor, no por escatimar, pero me he ganado en varias asociaciones trofeos, en el campeonato del Mango, con Charros de Vallarta, en La Mojonera, para ir al nacional, campeón en la zona de Jalisco, campeones en Nayarit, en la faena de colas, montando mi yegua “Peregrina”.

 

Cuál es el mensaje que les das a las nuevas generaciones de charros, que las estamos viendo ya, actualmente, a todos esos jóvenes que van iniciando en este bonito deporte.

 

-Mira Adán, yo les transmito mucho, tanto a la delegación de charros, que no dejemos de sembrar, porque todo aquel que quiere cosechar, necesita sembrar, hay que germinar la semilla en nuestros chiquitines, yo desgraciadamente hoy lo digo públicamente, le jale la rienda a un sobrino mío, de la manera de decirle, así no se colea hijo, el caballo hay que aventárselo al toro, no hay que huirle.

 

¿Por qué? Porque ellos ignoran la suerte que lo ejecutan de todo visto, gracias Adán, yo me siento orgulloso, pero no satisfecho con la realidad, pero con Dios muy agradecido.

 

¿Qué es lo que te hace falta que dices que no estas satisfecho?

-Pues que yo quisiera que me siguiera dando oportunidad de seguir charreando, yo quisiera… Viene un equipo de Guadalajara, a charrear como La Noria, unos amigos que me estiman y me quieren como amigo, mañana vuelve a nacer La Noria en este lienzo en la charreada de la mañana.

 

Así dejamos al famoso “Puerquero”, porque ya iba a iniciar la competencia en la que estaría de caporal, en la última competencia del torneo realizado en su honor y que mejor que estar en la final, al lado de sus hijos y sus amigos y lo mejor de lo mejor, bien montado a caballo, como en sus mejores días.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!